Grupos CORDARE

Grupos CORDARE

Historia de Grupos CORDARE ( Da el corazón ) Los grupos Cordare pertenecemos a la comunidad educativa escolapia del Colegio Santa Victoria cuya titularidad actual pertenece a las MM Escolapias. Los formamos catequistas antiguas/os alumnas/os del colegio y algunos profesores del mismo junto con algún colaborador más.

Como complemento a la actividad pastoral del centro y dentro de ella, los grupos Cordare cuyo nombre se adaptó de “dar el corazón” vienen funcionando en el colegio desde hace más de veinte años. Su línea ha sido catequética desde el primer momento y preparatoria del Sacramento de la Confirmación, si bien en los últimos años nos hemos abierto a continuar la pos-confirmación, crear grupos de crecimiento en la fe y abrir una línea nueva de voluntariado social.

Han tenido diversas etapas unidas a las personas que han llevado en el colegio las tareas pastorales contando con la colaboración de catequistas que han sido siempre antiguas/os alumnas/os del colegio. La etapa inicial en los años 80 e inicio de los 90, fueron coordinados por Madre Amelia Molina. Cuando Madre Amelia se retiró de la pastoral y de su vinculación al colegio, fue asumida la coordinación de los mismos por Rafael Mohedano y Paqui Coca (actuales profesores del centro) desde 1992 hasta 1999. La línea de grupos, en esa etapa, ya se complementaba con las Pascuas juveniles que se realizaban en grupos dirigidas por Rafael Mohedano y Paqui Coca.

Cuando Rafael Mohedano y Paqui Coca por cuestiones familiares tuvieron que dejar grupos, Paco Ortega (Orientador del centro y actual coordinador de la Pastoral) asumió el reto de coordinarlos uniéndolo a la coordinación de la Pastoral del centro desde 1999. Los grupos han sido siempre una gran oportunidad y un terreno de abono pastoral para sembrar la inquietud de fe y contribuir a la formación personal de los chicos y chicas.

En esta última etapa, desde 2007 se han ido incrementando los contactos con la Delegación de Juventud de la Diócesis de Córdoba, de tal manera que el delegado actual de jóvenes P. Antonio José Gama,presta su asistencia pastoral a los grupos en los retiros y en las celebraciones con los catequistas. Se ha formado también una Escuela de catequistas de los colegios de escolapias de Córdoba.

En años anteriores, ha funcionado también el grupo Samuel de discernimiento vocacional. El grupo Samuel funciona mediante retiros de una tarde de duración un sábado al mes. El grupo Samuel tuvo su origen en Milán fundado por el Cardenal Martini con la finalidad de descubrir el querer de Dios sobre la propia vida a través del contacto con la meditación de la Palabra de Dios, la oración, el trabajo individual y grupal y el seguimiento con un acompañante espiritual. Dicho grupo constituye una oferta a partir de 18 años para todo aquel que quiera entrar en un proceso de discernimiento vocacional. Su duración es de un año.

En la actualidad los grupos comienzan en 2º- 3º ESO y se extienden hasta 2º Bachillerato, formándose también grupo de pos-confirmación. En total, pertenecen a los grupos unos ciento noventa alumnos del colegio y algunos alumnos provenientes de otros colegios. Al frente estamos un total de 35 catequistas. Existe una coordinación general con dos ayudantes y 7 coordinadores de niveles.

Que queremos:

Formación a nivel pedagógico-catequético, bíblico y espiritual: en ese sentido, en todos los cursos hemos tenido diversas reuniones de formación que realizábamos a continuación de la hora de grupos. Ha ayudado enormemente la preparación del coordinador actual en Ciencias Religiosas, en Pedagogía y Psicología, y su experiencia personal en catequesis, así como el de varios coordinadores como expertos universitarios en agentes de pastoral. No perdemos de vista la oración y el compromiso de fe, en el desarrollo de la pastoral juvenil. Para trabajar la dimensión espiritual, todos los años hemos celebrado un retiro específico para los catequistas de un día que ha sido siempre muy edificante. En él, y con la ayuda de diversos sacerdotes, de la Diócesis, hemos celebrado el envío de los catequistas culminando cada año el retiro con la Eucaristía.

Participación y preparación de los retiros de Confirmación: han colaborado cada año los catequistas que tenían que confirmar a sus chicos en la preparación y participación de los dos retiros de fin de semana. En ellos, y gracia a la ayuda de Dios, los chicos y todos, hemos recibido a manos llenas su gracia y vivido momentos maravillosos. Valgan también los testimonios de personas que de forma totalmente altruista han dado a conocer su testimonio en los retiros.

Formación de un grupo unido y coordinado: hemos tenido claro desde el principio la necesidad de coordinarse entre niveles, seguir un ritmo semejante, etc.

Preparación adecuada de las sesiones de catequesis y en la utilización de materiales: se grabó un CD con diversos materiales de Pastoral juvenil que poseen todos. Se ha trabajado con diversos materiales: Salesianos, Diócesis Sevilla, Compartir, etc.. En este curso, hemos conseguido secuenciar y sistematizar los materiales para que exista un compendio preparado y elaborado cada año.
Inicio e integración progresiva de los materiales de modelo de retiro escolapio de tres etapas: hemos contado con la colaboración de dos madres escolapias: Loli Rus y Madre Amelia Vidal (actual Madre Provincial) en los retiros de 1ª y de 2ª etapa.

Planificación y evaluación anual de los grupos: todos los años hemos hecho un balance de grupos y hemos comentado las cosas a mejorar y corregir.

Todo ello ha supuesto un enorme esfuerzo que entregamos gozosamente al Señor y a María como compromiso comunitario. En ese sentido, la respuesta de los catequistas es fenomenal valorando en ellos su celo y dedicación. Creo que es un potencial que ha salido de nuestro colegio y pedagogía y que no podemos permitirnos perder o no valorar. Todos son antiguos alumnos/as del colegio, universitarios (algunos ya con la carrera terminada) y jóvenes preparados.

Queremos ayudar y acompañar a nuestros alumnos en su proceso de fe y crecimiento humano y cristiano.

Dónde estamos:

Nos reunimos todos los viernes en las instalaciones del colegio Santa Victoria de 6 a 7´30 de la tarde. Los últimos viernes de mes celebramos nuestro retiro de catequistas a nivel formativo y espiritual.

Caminamos hacia la misión compartida: la presencia y el compromiso del laico se hace cada vez más necesaria en la Iglesia y asumimos y participamos del carisma escolapio como miembros de una comunidad educativa cristiana escolapia.