El domingo de la Resurrección y de la Vida 5º Cuaresma ciclo A

El domingo de la Resurrección y de la Vida 5º Cuaresma ciclo A

Buenas, 
este domingo la liturgia nos presenta en el Evangelio, la Resurrección de Lázaro. En este último domingo de Cuaresma, el Señor nos pide que apuntemos hacia la Pascua. Vendrán días duros con el dolor y el sufrimiento de la Pasión, pero nuestro Dios es un Dios de vivos y no de muertos. El Señor también llora por la muerte de su amigo, pasa por ese momento de dolor, se conmueve con Él, como lo hace con todos los que sufren, como lo hace también contigo y conmigo, pero ese milagro nos anuncia de forma clara y palpable que tras la muerte hay vida y que hay consuelo tras el dolor. 

Por eso se hace necesaria esa fe y esa confianza en Él. Más allá de la vida biológica, Jesús viene a darnos la verdadera vida, la que plenifica, la que llena, la que nos hace eternos. Jesús en su inmenso amor por nosotros ha vencido a la muerte.  Ya no habrá tristeza pero hace falta ir como Marta al encuentro con ÉL y es preciso, como hace ella, reconocerle en nuestra vida como Señor y Mesías, como Salvador de cada uno de nosotros. 

Es preciso entender que viene a traernos la Vida con mayúscula ya desde este momento, desde este mundo. Él lo deja claro, la fe y la confianza plena en Él ya nos transmite una vida nueva, ya nos regenera, ya nos resucita. Todo adquiere un sentido nuevo, y el dolor también. No temamos pues a la muerte y profundicemos en estos días en ese gran misterio de su pasión y muerte hasta dar la vida para que tengamos vida eterna, sabiendo que lo verdaderamente importante es esa Pascua de Resurrección que nos espera.

Feliz semana y un abrazo, Paco