El domingo de Jesucristo, Rey del Universo 34 TO ciclo B

El domingo de Jesucristo, Rey del Universo 34 TO ciclo B

 

Buenas,
termina el año litúrgico con la festividad de Cristo Rey del Universo. Cristo es el Rey y Señor de todo lo creado. Es el rey de un reino de amor, justicia, paz, unidad y hermandad. Es un rey de la Verdad, de esa verdad que nos hace libres y llenos de sentido en nuestras vidas. Es un rey que nos da la plenitud y la salvación. Un rey que nos dará la eternidad, la vida para siempre. Un rey que llena de felicidad nuestro corazón pero en un reinado en que nada se nos impone. Un reinado que exige la respuesta de la fe y la confianza, de la apertura de nuestro espíritu. Que supone nuestra aceptación de esa Verdad que transforma nuestras vidas.
Es un reinado que invierte los valores de este mundo y que pasa por el afrontamiento de la cruz, del dolor en nuestras vidas, que pasa por la renuncia al egoísmo y el interés propio, que nos invita a ser servidores de otros, a dar nuestra vida compartiéndola con los demás en acogida, ayuda, solidaridad y amor.
Nuestro rey no gana batallas ni conquista reinos, no tiene vasallos ni ejército. Es un rey en la humildad y en la sencillez, un rey que lo da todo por su pueblo. Un rey que muere por los suyos para hacernos reyes.
Ojalá podamos decir no solamente en palabras, sino también en obras: «Señor, tú eres mi Rey, el Señor de mi vida»
Feliz semana y un abrazo, Paco

Lectura del santo evangelio según san Juan (18,33b-37):

En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: «¿Eres tú el rey de los judíos?»
Jesús le contestó: «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?»
Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»
Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»
Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?»
Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»

Palabra del Señor